El vídeo corporativo suele plantear una duda para el cliente: ¿Lo quiero con locución o testimonios o lo planteo solo con imágenes y música? En Destaka queremos ayudarte y explicarte las cualidades de uno y otro.

Las ventajas de realizar un vídeo corporativo con voz en off y/o entrevistas van unidas, sobre todo, a la información. Las imágenes son narradas a modo de explicación, apoyan al material visual y el mensaje no está sujeto a subjetividades. Podemos afirmar que este tipo de vídeo es una herramienta bastante adecuada para la captación de clientes, ya que el flujo de contenido es unidireccional y, mediante un lenguaje claro, directo y sencillo, transmite aquellas virtudes que queremos resaltar. La voz se convierte en el hilo conductor de nuestro mensaje. La imagen queda supeditada a esa locución, mientras que esta última funciona más como un complemento de la primera. Con esta técnica, la imagen pasa a no tener el protagonismo absoluto.

La ventaja principal al realizar un vídeo corporativo únicamente con imágenes y música reside en la armonía. La cadencia de la narración visual es más fluida y se transmiten sensaciones. No estamos hablando de información puramente objetiva, sino que trabajamos con los sentimientos y percepciones del receptor de nuestro mensaje. El binomio imagen-música se convierte en el leitmotiv de nuestro trabajo y en el actor principal del mismo. Como complemento, para transmitir aquello que no podemos contar con imágenes, se pueden utilizar rótulos.

Como podemos ver, no hay una mejor que otra sino dos técnicas diferentes, cada una con su particular atractivo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *