¿Cuánto cuesta un vídeo corporativo?

9 marzo, 2014 0 Comments

Los vídeos corporativos suelen formar parte de una estrategia de marketing; el resultado de que una empresa los cuelgue en su web o los proyecte en un estand de feria se traduce en un incremento inmediato o paulatino de ventas.

Cuanto mejor sea el vídeo, más venderás, así de fácil. Los costes que supone la realización de un vídeo corporativo surgen de los siguientes elementos y tú eres quien determinará hasta dónde invertir en cada uno de ellos:

guion

1. El guión

O, lo que es lo mismo, qué se cuenta y cómo se cuenta. ¿Quieres enseñar la cantidad de trabajadores y trabajadoras que hay en la empresa?, ¿mostraremos todos los productos o sólo una serie?, ¿enseñaremos las instalaciones o sólo una parte de ellas? Has de conocer muy bien el lenguaje audiovisual para tomar estas decisiones, que parecen fáciles, pero cuando se tienen que ensamblar en un vídeo ya no resultan tan sencillas.

mapa

2. Número de localizaciones

Un vídeo es atractivo cuando nos sorprende y emociona y esto se logra, entre muchas otras cosas, con cambios de escenarios. A mayor variedad en la escena, más atractivo será el resultado final. Y por supuesto, cuantos más lugares se muestren más costes habrá.

equipo

3. El equipo humano y el material técnico

Nuestro equipo humano está cualificado con muchos años de experiencia y, por lo tanto, puede tomar decisiones en el momento preciso tales como dónde colocar una cámara, qué objetivo e iluminación utilizar, etc. Por otra parte, para obtener un vídeo perfecto, el material debe ser de primera calidad: desde el rodaje hasta la entrega del trabajo. Hay que cuidar muy bien cada detalle.

4. La duración del vídeo

La duración del vídeo no es un factor determinante a la hora de conocer el precio, pero sí puede influir porque implica más horas de producción, de rodaje y de postproducción.

5. Otros

Podemos continuar con un sinfín de elementos que componen un vídeo corporativo: la voz en off, la animación en 2D y 3D y la postproducción, entre otros recursos, pero ya ha quedado claro el por qué de que el precio entre unas y otras productoras para un mismo presupuesto sea tan variable. Lo más conveniente es definir cuánto dinero puedes gastar y, en función de eso, ver qué ofrece cada una. Es un buen punto de partida.