Category: Vídeo Corporativo

12 consejos para la grabación de entrevistas/testimonios en los vídeos corporativos

La importancia de incluir testimonios en el vídeo corporativo reside en humanizar a una determinada empresa y hacerla más cercana y personal. Al contar con estas declaraciones, no solo estamos ofreciendo información, sino que, además, estamos mostrando nuestros valores.

La entrevista/testimonio se convierte en una herramienta comercial perfecta, cuyo hilo conductor son las experiencias vividas en el día a día de un trabajador de su organización.

En primer lugar, dejamos claro que, al hablar de entrevista en un vídeo corporativo, no nos estamos refiriendo a la entrevista periodística tradicional. Se trata de conseguir una serie de declaraciones o testimonios ya pactados con la persona encargada de poner voz a esos mensajes que desea transmitir la empresa.

Nuestros consejos y especificaciones son las siguientes:

  1. Las respuestas han de ser claras, cortas y concisas, evitando oraciones subjuntivas o subordinadas. De esta manera, el mensaje y la información serán más limpios.
  2. Es importante el qué se dice, pero también el cómo se dice. Por ello, hay que tener seguridad en las declaraciones y no «correr» para terminar antes, es decir, hay que hacer pausas cuando la oración así lo requiera, para transmitir tranquilidad y confianza.
  3. Memorizar el concepto, no las frases, para lograr una mayor naturalidad y un mensaje más creíble.
  4. Escoger bien los testimonios en función de: cargo, habilidades comunicativas, género (es conveniente que haya una proporción equitativa entre chicos y chicas) y disponibilidad.
  5. Que no haya más gente de la necesaria para que el interlocutor no se ponga nervioso.
  6. Elegir un espacio sin ruidos para obtener mejores resultados en la captación del sonido.
  7. Las entrevistas se deben realizar todas juntas, por lo que es necesario coordinar este aspecto con los empleados que vayan a participar. Fijar una hora para cada uno, con una diferencia de 20 minutos entre unos y otros.
  8. Hay que tener en cuenta que la productora necesitará al menos 30 minutos para preparar el set. Esto significa que, al primer testimonio, hay que convocarlo media hora después.
  9. Tener el espacio listo, limpio y ordenado, y sin elementos innecesarios para la grabación.
  10. Vestuario. Que esté limpio y que sea el adecuado para la imagen que quiere transmitir la empresa (corbata, chaqueta, etc.)
  11. Las manos son otro de los elementos comunicativos con los que contamos a la hora de realizar un testimonio. Forman parte del lenguaje no verbal y, por lo tanto, no está de más moverlas cuando se habla para transmitir naturalidad.
  12. El tiempo empleado para la realización de testimonios durante el rodaje de un vídeo corporativo no debe ser superior al 25%. De lo contrario, estaríamos «robando» tiempo a otros elementos y contenidos de la grabación.

Read More

La diferencia entre hacer un vídeo con testimonios o con voz en off.

A la hora de realizar un vídeo corporativo, se nos pueden plantear dudas acerca de emplear una voz en off y/o testimonios que apoyen a las imágenes. Aquí os hacemos un pequeño resumen de las ventajas y desventajas de usar una u otra opción.

Objetividad:

Si optamos por un vídeo con voz en off, ganamos objetividad. El locutor del vídeo es alguien completamente ajeno a la organización, que habla de una determinada empresa. Subjetivamente hablando, nuestro cerebro percibe como una información más veraz aquellas declaraciones de alguien que «supuestamente» no tiene nada que ver con la empresa. Por este motivo, si optamos por testimonios de gente vinculada a una empresa, nuestro mensaje perderá credibilidad, ya que esas personas tienen intereses personales en ese negocio u organización.

Técnica:

En el apartado técnico, la voz en off queda mucho mejor, ya que la grabación se hace en estudio, con micrófonos de gran calidad, y por locutores profesionales que cuentan con varios registros de voz y dotan al vídeo de cadencia y ritmo adecuado.

Sin embargo, si contamos con testimonios, perdemos esa profesionalidad, nos encontraremos con ruidos externos y el sonido no será tan limpio.

Empatía:

El ser humano empatiza mucho más cuando pone cara a la persona que le está hablando. La información se transmite de una manera más clara y el receptor llega a tratar de igual al emisor del mensaje. Por este motivo, cuando un trabajador ofrece un testimonio, lo que está haciendo es crear una visión personal, creíble y de primera mano de su empresa, que resulta muy cercana a la gente que recibe esa declaración. Esa empatía la perdemos con la voz en off, ya que esa información es más impersonal.

Como podemos ver, cada una tiene sus ventajas e inconvenientes. Si no nos decidimos siempre existe la posibilidad de emplear ambas técnicas en el mismo vídeo.

Read More

La steadycam en los vídeos corporativos

Al referirnos a una steadycam estamos hablando de un estabilizador de imágenes consistente en un sistema de suspensión y/o contrapesos.

Lo que conseguimos es absorber el movimiento que se genera a la hora de caminar, para lograr suavizar y estabilizar los planos. De esta manera, se nos abre un abanico enorme de posibilidades, como subir o bajar escaleras, acompañar a una modelo en la pasarela de un desfile, correr la banda de un partido de fútbol… En definitiva, la steadycam es capaz de convertir todo aquello que suponga cualquier movimiento brusco en imágenes suaves de gran valor estético.

El uso de la steadycam amplía horizontes y permite ir más allá de esas imágenes fijas realizadas a trípode, aumentando la calidad de todo tipo de producciones. Además, con la steadycam conseguimos ofrecer un punto de vista subjetivo al espectador, quien se adentra en la escena como si formara parte de ella y la viera con sus propios ojos.

Otra de las ventajas son los costes. Podemos decir que la steadycam sustituye de alguna manera a esos travellings, mucho más caros, muy pesados de montar, y de resultados bastante similares. Es importante destacar que, hoy en día, estos estabilizadores se utilizan con mucha más frecuencia, dado que las cámaras son mucho más ligeras que hace unos pocos años. Esto ha permitido trabajar con unos estabilizadores más sencillos y económicos.

Si todavía no te ha quedado claro qué son los planos de steadycam y cómo se pueden aplicar al mundo audiovisual, te dejamos este vídeo con ejemplos para que lo entiendas más fácilmente y, recuerda, si tienes alguna consulta o necesitas asesoramiento sólo tienes que ponerte en contacto con nosotros y te ayudaremos a definir las mejores herramientas para tu próximo proyecto audiovisual.

En definitiva, al incorporar este tipo de elementos en la realización de nuestros vídeos, los estamos dotando de una gran belleza estética a coste reducido. Esto significa que no existen motivos por los cuales, como productora, no podamos recurrir a ello si la situación así lo requiere.

Read More

Vídeo corporativo con voz en off o testimonios vs. solo imágenes y música.

El vídeo corporativo suele plantear una duda para el cliente: ¿Lo quiero con locución o testimonios o lo planteo solo con imágenes y música? En Destaka queremos ayudarte y explicarte las cualidades de uno y otro.

Las ventajas de realizar un vídeo corporativo con voz en off y/o entrevistas van unidas, sobre todo, a la información. Las imágenes son narradas a modo de explicación, apoyan al material visual y el mensaje no está sujeto a subjetividades. Podemos afirmar que este tipo de vídeo es una herramienta bastante adecuada para la captación de clientes, ya que el flujo de contenido es unidireccional y, mediante un lenguaje claro, directo y sencillo, transmite aquellas virtudes que queremos resaltar. La voz se convierte en el hilo conductor de nuestro mensaje. La imagen queda supeditada a esa locución, mientras que esta última funciona más como un complemento de la primera. Con esta técnica, la imagen pasa a no tener el protagonismo absoluto.

La ventaja principal al realizar un vídeo corporativo únicamente con imágenes y música reside en la armonía. La cadencia de la narración visual es más fluida y se transmiten sensaciones. No estamos hablando de información puramente objetiva, sino que trabajamos con los sentimientos y percepciones del receptor de nuestro mensaje. El binomio imagen-música se convierte en el leitmotiv de nuestro trabajo y en el actor principal del mismo. Como complemento, para transmitir aquello que no podemos contar con imágenes, se pueden utilizar rótulos.

Como podemos ver, no hay una mejor que otra sino dos técnicas diferentes, cada una con su particular atractivo.

Read More

La duración del vídeo corporativo

Es importante que el vídeo sea lo más breve posible pero que, al mismo tiempo, consigas esa brevedad sin sacrificar información relevante.

Si, por ejemplo, observas el vídeo corporativo de Destaka podrás ver que éste dura menos de un minuto. ¿Hemos logrado contar todo lo que queríamos en muy poco tiempo? Creemos que sí. A través de las imágenes, los sonidos, los textos sobreimpresos y la voz en off hemos querido transmitir tres ideas básicas: somos una productora audiovisual, realizamos vídeos para empresas y estos pueden ser de diferentes tipos y estilos. Pero el vídeo transmite mucho más que eso. Si una imagen vale más que mil palabras, nuestro vídeo de treinta y dos planos equivaldría a… ¿32.000 palabras?

El hecho de que un vídeo sea más corto no quiere decir que implique menos trabajo. Cuando se trata de un vídeo destinado a Internet debes saber que es muy difícil determinar la duración más conveniente, dado que dicha duración depende de muchos factores: el producto, marca o empresa que se anuncia, la cantidad de información a transmitir, el público a quien va dirigido el vídeo, etc.

Read More

Diferencia entre spot y vídeo corporativo

Hasta hace no mucho tiempo, la principal diferencia entre estos dos formatos residía en la duración, pero ya no es así. Un vídeo corporativo era bastante más largo que un spot publicitario.

El vídeo corporativo que se entregaba a los clientes en una cinta VHS podía ser de hasta veinte minutos, mientras que un spot publicitario para televisión solía ser de treinta segundos. Esto ha cambiado. Si bien los spots de publicidad en televisión siguen manteniendo la misma duración, en Internet aparecen spots de dos minutos y… ¡qué curioso!, también hay vídeos corporativos de la misma duración. Es decir que los formatos ya no están tan definidos y no siempre es posible diferenciar un spot de un vídeo corporativo teniendo en cuenta sólo la duración.

Quizás la diferencia más clara radica en el mensaje; una cosa es darle información al público y otra muy distinta es persuadirle. Persuadir es, según la Real Academia Española,

inducir, mover, obligar a alguien con razones a creer o hacer algo.

Lo primero es propio de los vídeos corporativos y, lo segundo, de los spots publicitarios. Pero, aún así, tampoco esta razón determina un formato u otro porque en muchos vídeos de empresa ―sobre todo en los que van dirigidos a clientes―, el objetivo es vender más y, para lograrlo, es clave informar de una manera atractiva, lo cual a veces se convierte en una forma encubierta pero certera de persuasión.

En cuanto al material técnico y al personal interviniente, tampoco es determinante para realizar un formato u otro. Existen, por ejemplo, excelentes spots realizados con una Canon 5D MarkII y también vídeos corporativos elaborados a partir de cámaras como la Alexa o la Red One.

Internet es un medio para los productos audiovisuales que ha revolucionado y transformado estos dos formatos. Si vas a realizar un spot sobre una empresa, una marca o un producto, acuérdate de que ya no tienes el límite de los treinta segundos; podrás hacerlo de la duración que quieras y la emisión del mismo a nivel internacional te costará… cero euros. De lo contrario, si vas a hacer un vídeo corporativo, busca una idea original, intenta que emocione al espectador y recuerda que enseñar las instalaciones de la empresa no siempre constituye una buena estrategia de marketing.

Read More

SIETE claves para la preproducción de un vídeo corporativo

En cualquier producción audiovisual la planificación es muy importante. Como seguramente sabes, en ficción, por ejemplo, todo está previamente estudiado antes de empezar a rodar: los diálogos, los escenarios, los tipos de plano, etc. En el caso de los vídeos corporativos, la preproducción se parece más a la de un documental, puesto que no siempre sabes con qué te encontrarás. Pero, aún así, cuanto más preparado esté el rodaje, menos inconvenientes tendrás durante la grabación.

Éstas son las SIETE claves para realizar una buena preproducción:

1. Habla con el cliente. Antes del rodaje, es recomendable que estudies con el cliente cada detalle y concretes en equipo lo que éste desea comunicar. Él, mejor que nadie, conoce su empresa y sus necesidades comunicativas. De este modo, se definen los objetivos del vídeo, la información que necesita recibir el público a quién va dirigido y los puntos a destacar. La colaboración por parte del cliente es un factor esencial para obtener buenos resultados.

2. Define el público objetivo. En la mayoría de los casos, cuando le preguntes al cliente a quién va dirigido el vídeo, no lo sabrá exactamente. Y, peor aún, a veces querrá abarcar un público muy amplio como clientes, proveedores y posibles inversores, todo eso en un mismo vídeo. Asegúrate de conocer muy bien el público objetivo al que va dirigido el vídeo porque cada grupo de personas debe recibir información específica.

3. Elabora un guión. Es preciso diferenciar entre el guión técnico y el guión literario. Básicamente, el primero incluye comentarios técnicos como tipos de plano y movimientos de cámara. El segundo está constituido por las elocuciones de los actores, entrevistados y/o de una voz en off. Lo ideal es disponer de ambos guiones para optimizar el tiempo durante el rodaje y para que el cliente tenga una idea más clara de cómo va a quedar el vídeo. Si en algún punto éste no está de acuerdo con el guión, corrígelo. Sin embargo, en la no ficción, no siempre es posible planificar tanto; haz lo que puedas. 

4. Elabora un plan de rodaje. Una buena organización en la producción de un audiovisual es imprescindible. Elabora un plan de rodaje con localizaciones, fechas, horarios y personal en función del guión. Lo ideal es que el día del rodaje sepas perfectamente qué quieres grabar. De esta manera, reducirás al máximo la improvisación. Como en cualquier trabajo, debes aprovechar el tiempo. Procura grabar sólo aquellos planos que vayas a utilizar. No olvides que el objetivo es transmitir la información más relevante de forma atractiva en un vídeo cuya duración será la menor posible. 

5. Selecciona el material técnico. Elabora una lista con todo el material técnico que llevarás al rodaje para no olvidarte de nada. Descubrir que te has dejado un micrófono o una tarjeta de memoria para la cámara, puede malograr toda tu jornada de trabajo. Recuerda que hay empresas de alquiler de material audiovisual que lo tienen todo y, muchas veces, a precios verdaderamente competitivos.

6. Selecciona el personal y los actores. La elección del equipo técnico y creativo, así como de los actores, depende mucho del presupuesto del que dispongas. Estaría muy bien contar con Spielberg en la dirección, pero no siempre es posible. En vídeos corporativos, a veces, el mismo director es quien controla la cámara, el sonido, la iluminación y produce las entrevistas, pero no es lo ideal. Si el cliente ha dicho «esto es lo que tenemos de presupuesto», tendrás que adaptarte, pero, desde luego, no deberías trabajar así. Si vas a contar con colaboradores, confirma su asistencia uno o dos días antes de la grabación.

Los actores no son, desde luego, actores de verdad ―aunque algunos vídeos los requieran así―. En la mayoría de vídeos corporativos «el reparto de actores» está integrado por personal de la empresa. Si vas a grabar testimonios y tienes la posibilidad de elegir entre varios, podrías realizar videoconferencias para escoger a la persona que mejor se exprese frente a cámara.

7. Piensa en la postproducción. Si ya has hecho todo lo anterior, tienes el 50% del proyecto terminado. En este caso, puedes dar un paso más allá. Determina días para la postproducción. Es muy probable que, al acabar el rodaje, el cliente te pregunte cuándo va a poder ver el vídeo.

Read More

10 consejos para realizar un buen vídeo corporativo

El marketing audiovisual se ha impuesto definitivamente en todos los sectores. Es por ello que cada vez son más las empresas que necesitan uno o varios vídeos corporativos. Al mismo tiempo, crece el número de productoras que se dedican a brindar este tipo de servicios.

Los vídeos corporativos son excelentes herramientas ―hoy imprescindibles― que ayudan a transmitir la esencia de una empresa y refuerzan, entre otras cosas, la estrategia de captación de clientes.

El éxito de este formato audiovisual se debe a que los vídeos institucionales permiten transmitir mucha información sobre un producto, marca, empresa o evento empresarial en muy poco tiempo.

A continuación, compartimos contigo 10 claves que te ayudarán a realizar un buen vídeo corporativo:

video-corporativo-mensaje

1. El mensaje.

Debes saber perfectamente qué quieres transmitir. Antes de empezar ―en caso de que seas una persona externa a la empresa― conoce muy bien la imagen corporativa de tu cliente. La productora podrá ayudarte a identificarla, pero nadie mejor que el departamento de marketing ―o la persona encargada de ello, en empresas más pequeñas―, para especificarte qué es lo que desean contar. Piensa bien a qué público va dirigido el vídeo.

video-corporativo-estilo

2. El estilo.

Existen diferentes estilos de vídeos corporativos: con imágenes reales, con animaciones (Motion Graphics), testimoniales, promocionales, con actores, etc. Decide el estilo en función del mensaje, las características de la empresa y el presupuesto. Por ejemplo, si quieres dar a conocer la satisfacción de los clientes de una entidad, nada mejor que elaborar un vídeo testimonial basado en entrevistas. Para una empresa online cuya intención sea explicar el funcionamiento de su web, recomendamos un vídeo con animaciones. Si aún no lo tienes claro, podemos ayudarte.

video-corporativo-pre

3. La preproducción.

Si antes de darle al «Rec» has hecho un buen trabajo de planificación, tienes el 50% del proyecto realizado. De esta manera, reducirás los problemas que puedan surgir durante el rodaje. Básicamente, la preproducción de un vídeo corporativo consiste en la elaboración de un guión, en crear un plan de rodaje para elegir las localizaciones, fechas y horarios, en la selección de personal (técnicos, actores o recursos humanos de la empresa, etc.) y la elección del material que utilizarás.

video-corporativo-mano-mano

4. Conoce bien la empresa.

Si quieres contar una historia sobre una empresa, es imprescindible que te familiarices con ella y con los productos o servicios que ofrece. Puedes estudiar detenidamente la información que comparte en su web, solicitar documentación adicional y acordar una reunión con un responsable del departamento de marketing o comunicación; de este modo comprenderás mejor las necesidades de la empresa u organización.

5. Mano a mano con el cliente.

Si posteriormente a la entrega del vídeo, no quieres decepcionarte al escuchar «esto no es lo que yo quería», el cliente debe acompañarte durante las tres etapas en que realizas el vídeo corporativo: preproducción, rodaje y postproducción. Cuanto más se involucre en el proyecto, mejores resultados obtendrás y tu cliente quedará más satisfecho.

video-corporativo-foto

6. La fotografía.

Es mejor grabar poco y de manera precisa que acumular planos inútiles. En la medida de lo posible, ilumina cada escena con el material adecuado. Si el presupuesto te lo permite, contrata a un especialista que se encargue sólo de ello. Utiliza el movimiento en los planos aprovechando esa infinidad de accesorios que existen actualmente (steadycam, dolly, slider, drones, etc.).

video-corporativo-duracion

7. La duración.

Piensa en los buenos spots publicitarios: ¡qué efectivos son y sólo duran treinta segundos! No se trata de que realices un vídeo de esta duración, pero ten mucho cuidado con excederte en el tiempo. La media recomendada es de entre dos y tres minutos, sobre todo si el vídeo es para Internet.

video-corporativo-voiceover

8. Voz en off.

Recurre a un profesional que se desempeñe como actor o actriz de doblaje. No es lo mismo la locución simple que la interpretación. Elije la voz más adecuada para tu proyecto y decide si la prefieres masculina o femenina.

video-corporativo-musica

9. La música.

En Internet existen numerosas librerías de música. Dedica un tiempo considerable a encontrar la que más se ajuste a tus imágenes y al ritmo del vídeo. Algunos realizadores primero escogen la música y, en función del ritmo, graban las imágenes; no es una práctica habitual, pero también vale. Como regla general, la música no debe ser el foco de atención, sino funcionar como complemento.

video-corporativo-postprod

10. La postproducción.

Elige los mejores planos que has grabado, asegúrate de que el ritmo de las imágenes sea el más apropiado, retoca cada plano (color, contraste y niveles) y no descartes acudir a los bancos de imágenes. Controla también los niveles de audio, tanto de las voces como de la música, utiliza efectos de sonido o filtros siempre que sea necesario. El sonido es tan importante como la imagen.

 

 

 

Read More

¿Cuánto cuesta un vídeo corporativo?

Los vídeos corporativos suelen formar parte de una estrategia de marketing; el resultado de que una empresa los cuelgue en su web o los proyecte en un estand de feria se traduce en un incremento inmediato o paulatino de ventas.

Cuanto mejor sea el vídeo, más venderás, así de fácil. Los costes que supone la realización de un vídeo corporativo surgen de los siguientes elementos y tú eres quien determinará hasta dónde invertir en cada uno de ellos:

guion

1. El guión

O, lo que es lo mismo, qué se cuenta y cómo se cuenta. ¿Quieres enseñar la cantidad de trabajadores y trabajadoras que hay en la empresa?, ¿mostraremos todos los productos o sólo una serie?, ¿enseñaremos las instalaciones o sólo una parte de ellas? Has de conocer muy bien el lenguaje audiovisual para tomar estas decisiones, que parecen fáciles, pero cuando se tienen que ensamblar en un vídeo ya no resultan tan sencillas.

mapa

2. Número de localizaciones

Un vídeo es atractivo cuando nos sorprende y emociona y esto se logra, entre muchas otras cosas, con cambios de escenarios. A mayor variedad en la escena, más atractivo será el resultado final. Y por supuesto, cuantos más lugares se muestren más costes habrá.

equipo

3. El equipo humano y el material técnico

Nuestro equipo humano está cualificado con muchos años de experiencia y, por lo tanto, puede tomar decisiones en el momento preciso tales como dónde colocar una cámara, qué objetivo e iluminación utilizar, etc. Por otra parte, para obtener un vídeo perfecto, el material debe ser de primera calidad: desde el rodaje hasta la entrega del trabajo. Hay que cuidar muy bien cada detalle.

4. La duración del vídeo

La duración del vídeo no es un factor determinante a la hora de conocer el precio, pero sí puede influir porque implica más horas de producción, de rodaje y de postproducción.

5. Otros

Podemos continuar con un sinfín de elementos que componen un vídeo corporativo: la voz en off, la animación en 2D y 3D y la postproducción, entre otros recursos, pero ya ha quedado claro el por qué de que el precio entre unas y otras productoras para un mismo presupuesto sea tan variable. Lo más conveniente es definir cuánto dinero puedes gastar y, en función de eso, ver qué ofrece cada una. Es un buen punto de partida.

Read More