La importancia de incluir testimonios en el vídeo corporativo reside en humanizar a una determinada empresa y hacerla más cercana y personal. Al contar con estas declaraciones, no solo estamos ofreciendo información, sino que, además, estamos mostrando nuestros valores.

La entrevista/testimonio se convierte en una herramienta comercial perfecta, cuyo hilo conductor son las experiencias vividas en el día a día de un trabajador de su organización.

En primer lugar, dejamos claro que, al hablar de entrevista en un vídeo corporativo, no nos estamos refiriendo a la entrevista periodística tradicional. Se trata de conseguir una serie de declaraciones o testimonios ya pactados con la persona encargada de poner voz a esos mensajes que desea transmitir la empresa.

Nuestros consejos y especificaciones son las siguientes:

  1. Las respuestas han de ser claras, cortas y concisas, evitando oraciones subjuntivas o subordinadas. De esta manera, el mensaje y la información serán más limpios.
  2. Es importante el qué se dice, pero también el cómo se dice. Por ello, hay que tener seguridad en las declaraciones y no «correr» para terminar antes, es decir, hay que hacer pausas cuando la oración así lo requiera, para transmitir tranquilidad y confianza.
  3. Memorizar el concepto, no las frases, para lograr una mayor naturalidad y un mensaje más creíble.
  4. Escoger bien los testimonios en función de: cargo, habilidades comunicativas, género (es conveniente que haya una proporción equitativa entre chicos y chicas) y disponibilidad.
  5. Que no haya más gente de la necesaria para que el interlocutor no se ponga nervioso.
  6. Elegir un espacio sin ruidos para obtener mejores resultados en la captación del sonido.
  7. Las entrevistas se deben realizar todas juntas, por lo que es necesario coordinar este aspecto con los empleados que vayan a participar. Fijar una hora para cada uno, con una diferencia de 20 minutos entre unos y otros.
  8. Hay que tener en cuenta que la productora necesitará al menos 30 minutos para preparar el set. Esto significa que, al primer testimonio, hay que convocarlo media hora después.
  9. Tener el espacio listo, limpio y ordenado, y sin elementos innecesarios para la grabación.
  10. Vestuario. Que esté limpio y que sea el adecuado para la imagen que quiere transmitir la empresa (corbata, chaqueta, etc.)
  11. Las manos son otro de los elementos comunicativos con los que contamos a la hora de realizar un testimonio. Forman parte del lenguaje no verbal y, por lo tanto, no está de más moverlas cuando se habla para transmitir naturalidad.
  12. El tiempo empleado para la realización de testimonios durante el rodaje de un vídeo corporativo no debe ser superior al 25%. De lo contrario, estaríamos «robando» tiempo a otros elementos y contenidos de la grabación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *